Achalay! Edificio de Casas


pagina-acha-2a

pagina--acha-1a

pagina-acha-17pagina-acha-10

pagina-acha-6

pagina-acha-11

pagina-acha-5

pagina-acha-12

pagina-acha-7

pagina-acha-16

pagina-acha-4a

pagina-acha-18

pagina-acha-9

pagina-acha-13

pagina-acha-14

pagina-acha-pb-1-piso

pagina-acha-2-3-4-y-ter-piso

pagina-acha--cortes

pagina-acha-vistas

 

El edificio está emplazado en un cuádruple lote (34.60m x 41.5m) en el barrio de Villa Urquiza en Buenos Aires.  El terreno se sitúa sobre una calle altamente transitada de carácter barrial-industrial compuesta por un tejido irregular, y muy consolidado;  aledaño al emergente corredor Donado-Holmberg. Dicho contexto se encuentra en plena reconversión de usos y configuración de espacios urbanos definidos a través de edificios de vivienda de mediana densidad, nutriéndolo de nuevos espacios verdes y expansiones carentes en la situación preexistente.

La premisa principal sobre la cual trabajamos al momento de elaborar el proyecto fue reinterpretar el sentido, la atmósfera y los usos de la vivienda unifamiliar de escala barrial, redefinidas en una misma unidad edilicia. Dentro de esta premisa el edificio se desarrolla sobre la yuxtaposición de tres componentes espaciales bien definidos que le otorgan al mismo el carácter y su singularidad. La diversidad tipológica, la variedad y cualidad de las expansiones y las diferentes formas y escalas con la que se concibieron los espacios de vínculo comunintario, se combinan de forma tal que el habitante del mismo  encuentre la particularidad de apropiarse y el sentido de pertenencia dentro de la inmensidad construida.

La  morfología edilicia se organiza a partir de tres bloques, los dos primeros más altos consolidando el tejido urbano sobre la calle y un tercero mas pequeño y semienterrado hacia el interior del terreno. El edificio está conformado por treinta y ocho unidades funcionales de diferentes dimensiones y cualidades espaciales, estratificadas a partir del corte y su relación con las expansiones propias. Como premisa proyectual el edificio busca establecer una relación entre la superficie construida de cada unidad y la superficie de expansión correspondiente a cada una de ellas. De este modo en planta baja se ubican las tipologías más grandes con su porción de jardín-terreno propio acorde a sus dimensiones y necesidades programáticas, un local comercial  y los espacios de usos comunes.

El volumen conformado por los dos primeros bloques se organiza de manera tal que el primer cuerpo que da a la calle tiene proporciones más anchas que profundas afin que todas sus unidades (seis) ventilen y se iluminen hacia el frente y el segundo bloque se dispone de manera más alargada  buscando que los departamentos (10) puedan tener doble orientación y ventilación cruzada. Tipológicamente ambos bloques están constituidos por unidades en dúplex y una amplio terraza balcón. En el primer piso se ubican los dos ambientes mientras que en el tercero están las unidades de tres y cuatro ambientes.

Siguiendo esta misma lógica de estratificación ascendente las unidades se complementan con grandes balcones-terrazas. Estos espacios son trabajados en doble y triple altura conteniendo tanto expansiones, parrillas y canteros, desjerarquizando el uso tradicional de un unidad.  Socabados en las fachadas de la volumetría construida, las expansiones le dan al edificio un orden y un ritmo percibido desde el exterior del mismo. Dichas expansiones a su vez construyen un fuelle espacial entre el interior y el exterior del edificio, difuminando el límite que existen entre ambos. Las tipologías más grandes del tercer piso se expanden tanto en balcones como en terrazas propias ubicadas en el último nivel.

La planta baja y el cuerpo de volúmenes central está vinculado a través de un gran vacío exterior circulatorio. Este espacio concebido tanto en la planta como en el corte, no sólo articula las diferentes unidades del edificio entre sí y con el exterior, sino que alberga una serie de programas de usos comunitarios. La presencia de una serie de espacios verdes de vegetación subtropical, las variaciones de escalas espaciales, las diferentes texturas materiales de los cerramientos verticales y horizontales sumados a la presencia de elementos escultóricos de circulación, le dan un carácter intrínsico al modo de transitar las distintas secuencias espaciales del edificio. Esta “plaza” continúa en tres dimensiones no sólo está diseñada como un lugar de unión comunitario, sino que le otorga una atmósfera singular en contraposición al entorno en que está ubicado.

Constructivamente el edificio prentende un lenguaje simple, contemporáneo y despojado. Si bien fue realizado con materiales pesados como hormigón y mampuestos, la manipulación de los mismos en planos horizontales y verticales bien definidos, los aventanamientos de piso a techos y las texturas predominantes de los materiales “crudos” dan un carácter permeable y luminoso. La utilización de una estructura de hormigón armado sin vigas modulados entre unidades funcionales, no sólo acentúan la horizontalidad predominante en el edificio, sino que permitió flexiblizar y modificar las tipologías durante la ejecución de la obra.

En el interior de las unidades se buscó el contraste  con el exterior entre la calidez y la variedad de tonos del piso de madera y mosaicos, las paredes blancas, cielorrasos de hormigón mobiliarios y granitos negros, enmarcan de manera armoniosa la influencia de la luz exterior.

Año

2017-2019

Proyecto

Arq. Ariel Glot - Arq. Pedro Sardin-Arq Erica Laufgang

Obra

Achalay

Programa

Vivienda Multifamiliar

Comitente

GEKA

Ubicación

Villa Urquiza, CABA

Superficie

5000 m2

Sup. Terreno

1400 m2

Unidades Funcionales

38

Fotografías

Fernando Schapochnik

Compartir